Devocionario

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=orthodox+church&iid=6306003″ src=”2/3/0/e/Mass_Celebrated_At_b666.jpg?adImageId=8789232&imageId=6306003″ width=”500″ height=”325″ /]

Devocionario:libro que contiene varias oraciones para uso de los fieles“. – Real Academia Española.

La Recta Doctrina” presenta el siguiente devocionario:

 

Padre Nuestro

Padre Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre venga a nosotros tu Reino. El pan substancial nuestro dánoslo hoy, y perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Oración a Nuestro Señor y Salvador Jesucristo

Mi mas misericordioso y clementísimo Dios, Señor Jesucristo, por tu gran amor Tu descendiste y tomaste al género humano para salvarlos a todos. Y otra vez, oh Salvador, sálvame por tu gracia, te lo suplico, puesto que si Tu me salvaras por mis obras, esto no seria gracia ni don, sino mas bien un deber. En realidad, en tu infinita compasión e indecible misericordia, Tu, mi Cristo, has dicho: “quienquiera que crea en Mí vivirá y nunca morirá“. Si la fe en ti salva a los desesperados, sálvame, pues Tu eres mi Dios y Creador. Atribúyelo a mi Fe en vez de mis actos. Oh mi Dios, porque Tu no encontrarás actos que pudieran justificarme, pero ojalá mi fe sea suficiente para todos mis actos. Ojalá que baste y se me absuelva, y ojalá se me haga participante de tu gloria eterna, y ojalá que Satan no me coja, palabra de mis pasiones porque soy pobre y desdichado, y redímeme de mis numerosos crueles recuerdos y actos, y líbrame de todos sus nocivos efectos; pues bendito eres Tu por todas las generaciones, y glorificado sea tu muy honorable y por los siglos de los siglos Amén.

Oración al Espíritu Santo

Oh Rey Celestial, Paráclito, Espíritu de la Verdad, que estás en todas partes y llenas todas las cosas. Tesoro de todo lo bueno y dispensador de la vida; ven y mora en nosotros. Purifícanos de toda mancha salva nuestras almas, oh bondadoso.

Oración a la Santísima Trinidad

Oh Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros. Oh Señor, perdona nuestros pecados. Oh Soberano, absuelve nuestras transgresiones. Oh Santísimo, mira y sana nuestras dolencias por tu nombre; Señor ten piedad, Señor ten piedad, Señor ten piedad. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo*, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

* se persigna mientras se invoca a la Trinidad

Himno a la Santísima Virgen María

Alégrate, Virgen María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, porque diste a luz a Jesús, el Salvador de nuestras almas.

Credo Niceno-Constantinopolitano

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra, y de todo lo visible e invisible, y en un solo Señor Jesucristo, Hijo Unigénito de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos; Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial al Padre, por quien todo fue hecho, y quien por nosotros los hombres y para nuestra salvación, descendió del cielo, se encarnó del Espíritu Santo y María Virgen y se hizo hombre. Y crucificado también por nosotros, bajo Poncio Pilato; padeció y fue sepultado. Y resucitó al tercer día, según las Escrituras. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. Y otra vez ha de venir con gloria a juzgar a los vivos y a los muertos, y su Reino no tendrá fin. Y en el Espíritu Santo, Señor, Vivificador, que procede del Padre, que con el Padre y el Hijo es juntamente adorado y glorificado, que habló por los Profetas. Y en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica. Y confieso un solo bautismo para la remisión de los pecados. Y espero la resurrección de los muertos. Y la vida del siglo venidero. Amén.

Demás oraciones

Oración en caso de enfermedad

Señor Nuestro Dios, que con tu palabra curas toda enfermedad y dolor, que curaste a la suegra de Pedro cuando estaba enferma, que castigas con piedad y perdonas con bondad, que puedes alejar toda enfermedad y malestar: Señor, cura a tu sierv@ ……. de la enfermedad que sufre y levántalo de su lecho de dolor, enviándole el remedio de tu misericordia y concediéndole una salud y restablecimiento perfectos, porque Tú eres el médico de las almas y de los cuerpos y a Tí sea la gloria oh, Padre, Hijo y Espíritu Santo*, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

Oración en caso de necesidad

Señor Dios nuestro, que has dado tu paz a la humanidad, has enviado el don del Espíritu Santo a Tus discípulos y apóstoles y en tu bondad abriste sus labios con las lenguas de fuego, abre también los labios de nosotros pecadores y enséñanos cómo y por qué debemos orar. Sé Tú el guardián de nuestra vida, calma la tempestad del cielo, haznos conocer por dónde debemos caminar. Renueva un espíritu recto en nosotros y con Tu espíritu conducente estabiliza nuestra mente inestable, a fin de que guiados diariamente por Tu Espíritu bondadoso a cuanto sea para nuestro beneficio, seamos capaces de cumplir Tus mandamientos y de recordar siempre Tu gloriosa presencia indagadora de los actos de los hombres. Fortalécenos para que no seamos atrapados por los deleites corruptores del mundo, apeteciendo en cambio el disfrute de los futuros tesoros. Porque eres bendito y alabado por todos Tus santos, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración en caso de viajes

Señor Jesús, Tú que viajaste con los dos discípulos a Emaús, después de la Resurrección y pusiste en llamas sus corazones con Tú gracia, viaja también conmigo y alegra mi corazón con Tu presencia. Yo sé, Señor, que yo soy un peregrino en esta tierra, buscando la ciudadanía que esta en el cielo. Durante mi jornada rodéame de Tus santos Ángeles y cuídame de los peligros visibles e invisibles. Concédeme que pueda llevar a cabo mis planes y satisfacer mis anhelos conforme a Tu voluntad. Ayúdame a contemplar las bellezas de la creación y a comprender la maravilla de Tu verdad en todas las cosas. Para Ti que eres el camino, la verdad y la vida, y a Ti yo te doy gracias, alabanza y gloria por siempre. Amén.

 

Oración de la mañana

Al levantarme te rindo gracias, oh Santísima Trinidad,por no haber desencadenado tu ira contra mí, pecador e indolente, en mérito de tu bondad e infinita paciencia y por no haberme hecho perecer junto a mis iniquidades, sino que, usando de tu habitual misericordia, me hayas levantado de mi letargo para que pueda desde el alba glorificar tu grandeza. Y anora Señor, ilumina comprender tus mandamientos, y hacer tu voluntad y alabarte confesándote en mi corazón y glorificar tu Santísimo Nombre. Padre, Hijo y Espíritu Santo*, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para el estudio

Oh Dios infinitamente bondadoso, reclama sobre nosotros la gracia de tu Espíritu Santo que da y fortalece nuestras fuerzas espirituales, a fin de que, aplicándonos a la enseñanza propuesta, crezcamos para gloria tuya oh creador nuestro, para alegría de nuestros padres y para ser útiles a la Iglesia y a la Patria. Bendice a quienes nos guian en el conocimiento del bien, y danos fuerza y firmeza para continuar nuestros estudios. Amén.

Oración para antes de emprender cualquier tarea

Señor Jesucristo, mi Dios, Tú has dicho: “Lejos de mí, nada puedes hacer”. Con fe abrazo Tus palabras, Señor, y ruego Tu bondad.  A Ti te doy gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo*. Amén.

Mi Señor y Salvador, Tú te convertiste en hombre y trabajaste con tus manos antes del tiempo de tu ministerio. Bendíceme cuando empiece este trabajo. Ayúdame a poder terminarlo. Señor, ilumina mi mente y fortalece mi cuerpo, para que pueda acabar mi tarea de acuerdo con tu voluntad. Guíame a hacer trabajos de bien. Amén.

Oración al Ángel Guardián

Oh Angel de Cristo, Santo Guardián y Protector de mi alma y de mi cuerpo, perdóname todos mis pecados de hoy. Líbrame de todos los ardides del enemigo, para que no encolerice a mi Dios con ningún pecado. Ruega por mí, pecador e indigno servidor, para presentarme digno de la bondad y misericordia de la Santísima Trinidad, de la Madre de mi Señor Jesucristo, y de todos los Santos. Amén.

* se persigna mientras se invoca a la Trinidad

[picapp align=”center” wrap=”false” link=”term=orthodox+church&iid=2051058″ src=”9/b/2/9/63.JPG?adImageId=8789418&imageId=2051058″ width=”500″ height=”341″ /]

Anuncios