Brevísima descripción de la Cristiandad Ortodoxa

Español: Iglesia Ortodoxa Rusa, barrio de San ...

Español: Iglesia Ortodoxa Rusa, barrio de San Telmo, Buenos Aires, Argentina. (Photo credit: Wikipedia)

En el cristianismo ortodoxo, rito y la fe son inseparables, con la misma devoción como adoramos, creemos. Bajo esa óptica la Iglesia Ortodoxa no es ni “protestante”, ni “católico-romana”, sino que constituye un reflejo único de la fe cristiana original. El cristianismo ortodoxo tiene sus raíces, tanto históricos y espirituales, desde la época de los Apóstoles.

Conforme a la “gran comisión” los apóstoles se dispusieron a “ir por todo el mundo predicando el Evangelio a toda criatura” (Mt 16:15), fundando iglesias en toda Europa, África y Asia.

Por supuesto, el cristianismo primitivo giró en torno al mar Mediterráneo y en las cinco ciudades mas importantes de aquella época – Jerusalén, Roma, Antioquía, Alejandría y Constantinopla – se convirtieron en centros importantes de liderazgo cristiano. Los jefes de la Iglesia en estos cinco centros, fueron llamados Patriarcas y en forma conjunta gobernaron la Iglesia durante los primeros 1000 años.

Durante los primeros 300 años de la Iglesia sufrió la persecución del Imperio Romano. Pero, guiados por el Espíritu Santo, la Iglesia se impuso y bajo el gobierno del emperador Constantino, a principios del siglo cuarto, la Iglesia se convirtió en la religión romana oficial.

A partir de ese entonces, la Iglesia floreció, aunque no sin dificultades ocasionales y ataques tanto desde fuera como desde dentro.

Se hicieron varios intentos de distorsionar la enseñanza de los Apóstoles y una serie de Grandes Concilios se llevaron a cabo, que, guiados por el Espíritu Santo, dirigieron a la Iglesia en el desarrollo de la teología y práctica de la fe.

El primero de estos Concilios, se celebró en la antigua ciudad de Nicea (actual Íznik en Turquía) en el año 325, lugar donde se desarrolló el Credo Niceno, la declaración fundamental de la fe afirmada por los cristianos ortodoxos en cada Divina Liturgia desde entonces hasta ahora.

Con el tiempo, por una serie de razones, la tensión creció entre algunos de los líderes de la Iglesia en Occidente y en Oriente. Por último, en 1054 hubo una separación oficial entre los líderes de la Iglesia en Roma y el resto de la Iglesia.

La Iglesia Católica Romana se convirtió en una entidad separada y sigue siendo independiente de la Iglesia Ortodoxa en la actualidad. Las iglesias protestantes se desarrollaron como grupos separatistas de la Iglesia Católica Romana desde el principio del siglo 16. La Gran Iglesia Ortodoxa hoy en día es un cuerpo descentralizado presente en todo el mundo unido por las creencias y prácticas comunes. En tamaño es el segundo mayor cuerpo cristiano en el mundo sólo superado por la Iglesia Católica Romana.

A diferencia de la Iglesia romana no hay un sólo “papa” o cabeza de la Iglesia, pero los obispos que actúan de manera colegiada bajo la dirección de los Patriarcas, gobiernan la Iglesia.

El cristianismo ortodoxo siempre ha visto las Sagradas Escrituras y la Santa Tradición, como parte integrante de la fe y la vida de la Iglesia. La Biblia es una parte de la base esencial del cristianismo ortodoxo y de los servicios de la Iglesia son ricos con el uso de las lecturas de las Escrituras y las tradiciones basadas en la Biblia. Sin embargo, la interpretación de la Biblia siempre se ve a la luz de la tradición de los Padres de la Iglesia y los grandes Concilios.

La Iglesia Ortodoxa es una Iglesia sacramental, reconociendo los sacramentos tradicionales del Bautismo, Crismación, la Santa Comunión, la Confesión, la Unción [curación de los enfermos], ordenación, y el matrimonio. Somos conscientes de los sacramentos como oportunidades de particular intensida

d de la rica interacción con Dios trabajando a través del Espíritu Santo. La vida espiritual de la Iglesia gira en torno a los Sacramentos, cada uno trabajando en su propia manera de llevar a los fieles a una unión más estrecha con Dios. En consecuencia el culto ortodoxo, implica una experiencia gloriosa de los himnos, salmos, oraciones, y la enseñanza en un contexto de colores, incienso, música y alabanza.

La Iglesia Ortodoxa es a la vez moderna y ancestral. Ancestral en lo que se refiere a las creencias, prácticas y tradiciones -, pero moderna en lo que respecta a hacer frente a los problemas que enfrentan todas las personas modernas, la lucha por un mundo pacífico y justo, los problemas del relativismo moral, y tanto los temores y las esperanzas generadas por un mundo regido por la tecnología moderna.

Anuncios

1 pensamiento sobre “Brevísima descripción de la Cristiandad Ortodoxa”