Etiquetas

, , , , ,

Hoy día 12 de febrero según el calendario gregoriano, se conmemora el milagroso ícono miróforo de Nuestra Señora de Iverón.

Durante el siglo noveno, el ícono pertenecía a una viuda que vivía en Nicea. A pesar de que esta ciudad en Asia Menor ya no existe, fue el lugar de dos concilios ecuménicos:

  • el primero, en el cual se compusieron los primeros ocho artículos del Credo Niceno y
  • el séptimo, el cual restituyó la veneración de los iconos después de la herejía iconoclasta.

Este conflicto que empezó la maravillosa historia de este ícono milagroso.

Durante el reino del emperador iconoclasta Teofilo, unos soldados vinieron a la casa de la viuda. Cuando uno de ellos atacó el ícono de la Madre de Dios con la espada, sangre empezó a fluir de la mejilla golpeada. Por eso, el soldado se arrepintió de inmediato, renunció el iconoclasmo y entró en un monasterio. Para guardar el ícono, la viuda lo puso en el mar, pero el ícono se quedó erguido y fue hacia el occidente. Mientras tanto, el hijo de la viuda fue al Monte Athos y se hizo monje. Allí contó la historia del santo ícono, la cual más tarde fue compartida entre varias generaciones de monjes.

Muchos años después, el ícono apareció en Monte Athos desde el mar en un pilar de fuego. Entonces, la Madre de Dios le apareció a un monje que se llamaba Gabriel. Le indicó que el ícono había llegado para la salvación del Monasterio de Iverón, cerca del cual había aparecido. Le dijo que se acercara al ícono por el agua sin temor y que lo tomara en las manos. Por eso, Gabriel caminó por el agua, tomó el ícono y lo trajo al monasterio, poniéndolo en el altar. Eso occurió el Viernes Claro, durante la primera semana después de la Pascua.
Pero el próximo día el ícono fue encontrado en la puerta del monasterio. Eso pasó varias veces hasta que la Virgen le reveló a Gabriel que no deseaba que los monjes la protegieran, sino que ella les protegiera a ellos. Por lo tanto, los monjes pusieron el icono en la puerta y construyeron allí una iglesia. Por su conexión al Monasterio de Iverón, es decir, el monasterio georgiano (Iveria es un nombre antiguo para Georgia), el icono llegó a ser conocido como la Theotokos (Madre de Dios) de Iverón. Por su ubicación, también se conoce como la Portaitissa (πορταιτισσα), la guardiana de la puerta. Este ícono, que todavía está en el monasterio, sanó a muchos enfermos y protegió el monasterio de los ataques de los piratas sarracenos.

Un chileno en la ruta del icono

Hermano José Muñoz Cortés

Hermano José Muñoz Cortés

Como en el caso de muchos otros iconos milagrosos, este fue copiado varias veces. Muchas de las copias resultaron ser milagrosas también. Así pasó con una copia que pidió el Archimandrita Nikon de Moscú, quien más tarde fue elegido al patriarcado. Sin embargo, la copia milagrosa más famosa es la guardada por el Hermano José Muñoz Cortés, un chileno que se convirtió a la santa fe ortodoxa y obtuvo la copia en 1982 cuando estaba de peregrino en Monte Athos.

Al ver el ícono en una Skete (una pequeña comunidad monástica), José sintió como si el corazón se le hubiera dado vuelta. Cuando preguntó si podría comprar el icono, los monjes le contestaron que ese icono no se vendería por ningún precio. Por eso, durante el servicio divino de esa noche, José le pidió a la Virgen que le permitiera llevar su icono al mundo que tanto la necesitaba. La mañana siguiente, justo cuando José estaba para irse, el abad le trajo el icono, explicando que la Virgen quería que lo llevara al occidente. Entonces José trajo el icono al Monasterio de Iverón para que tocara el original milagroso y de ese modo recibiera la bendición de la Theotokos.

Al regresar a Montreal, donde vivía hace muchos años, empezó a leer un akatisto diario al icono. El 24 de noviembre del mismo año, José se despertó al olor fuerte de un perfume exquisito. Al ver el icono, se dio cuenta de que el olor era del aceite que estaba saliendo de las manos de la Virgen. Desde ese día, excepto unos días durante la Semana Santa, la mirra casi no ha dejado de fluir. Por lo tanto, José viajó a varias partes del mundo para compartir con todos esta tremenda bendición.
Cuando le preguntaban por qué fue escogido para esa gran tarea, José decía que no sabía. Se consideraba pecador y, como converso, el menor de los hermanos. Además, solía llamarse no el propietario del icono, sino su guardián, creyendo que el icono pertenece a todos los fieles.

Trágicamente, a fines de 1997 José fue asesinado en Grecia por unos rumanos.

El litigio todavía no se ha resuelto y no se sabe la ubicación del ícono. Sin embargo, cristianos ortodoxos de todas las partes del mundo siguen hablando de lo que hizo este verdadero siervo de Dios y las otras copias del ícono, incluso el original, siguen produciendo milagros.

El icono original de la Virgen de Iverón se conmemora:

  • El 25 de febrero según el calendario juliano, el Viernes Claro (por su apariencia en el Monte Athos y por la copia milagrosa de Mozdek, Georgia);
  • El 13/26 de octubre (por la llegada a Moscú en 1648 de la copia que pidió el Patriarca Nikon) y
  • El 26 de septiembre/el 9 de octubre (por la llegada a Georgia en 1989 de otra copia).

El ícono de Montreal, es decir la copia del original que tenía el Hermano José, se conmemora el 11/24 de noviembre, cuando la copia empezó a exudar mirra.

—————————

Para saber más sobre el ícono de Montreal, vea la página http://www.fatheralexander.org/booklets/spanish/jose_munoz.htm. Allí hay una traducción del libro del Monje Vsévolod Filípiev, Hermano José (Muñoz), Guardián del Ícono Miróforo de Montreal.

También hay varias páginas en inglés:

http://www.stjohndc.org/Russian/english.htm (hazle click a “Brother José Muñoz” en la lista de izquierda),

http://en.wikipedia.org/wiki/Theotokos_Iverskaya y

http://www.orthodoxhawaii.org/ (la parroquia dedicada al ícono de Montreal que tiene otra copia mirófora)

Anuncios