Etiquetas

, ,

La Catedral de Nuestra Señora de Kazán es una de las obras maestras de la arquitectura rusa clásica del siglo XIX y ejemplo brillante de la síntesis de las artes en la cual tomaron parte los mejores escultores y artistas de Rusia. Fue construida en el lugar de la antigua iglesia de piedra para guardar el icono antiguo de Nuestra Señora de Kazan, a la cual se debe su nombre (y cuya historia merece un artículo aparte).

En el año 1800 el entonces Emperador de Rusia Pablo I ordenó construir la Catedral siguiendo el modelo de la Basílica de San Pedro en Roma. Fue proyectada por el arquitecto Andrei Voronikhin, quien ha sido el siervo de gleba del Conde Stroganov, más tarde se hizo el profesor de la arquitectura en la Academia de Bellas Artes de San Petersburgo.

Esta, irónicamente, no es la fachada principal

La construcción de la Catedral duro 10 ańos. Fue planeado en forma de la Cruz Latina (el extermo inferior es mas largo que los otros). Voronikhin tenía que resolver una tarea difícil. Por cánones eclesiásticos el altar del templo debe siempre encontrarse mirando hacia el Este, mientras que la salida principal y la fachada darían al Oeste. Así la Avenida Nevsky era la parte lateral y no fachada principal. Voronikhin resolvió el problema complementando la catedral con la gran columnata semicircular abierta a la avenida, que ańadió la belleza a la Catedral. Además, la columnata se levantó hacia arriba con la escalera ancha. Las alas de la columnata forman la plaza enfrente de la Catedral. Los portales monumentales, simultáneamente sirven de pasos. Voronikhin intentaba construir la columnata parecida de la parte sur; pero, la Guerra de 1812 rompió sus planes.

El papel de la Catedral de Nuestra Seńora de Kazan como memorial de los héroes de la Guerra Patriótica (Invasión napoleónica a Rusia) está acentuado por los monumentos al Mariscal del Campo General Mijail Kutuzov y el General Mijail Barclay de Tolly.

Interior de la Catedral

Interior de la Catedral

Después de la Revolución Bolchevique, la Catedral de Nuestra Señora de Kazán fue confiscada a la Iglesia Rusa. La cruz eslavónica que la coronaba fue sustituida por una bola dorada y en 1932 la convirtieron en el Museo de la Historia de las Religiones y del Ateísmo (es decir, de las religiones vistas desde el ateísmo científico), destino de visita obligatoria para escolares, estudiantes y turistas soviéticos de paso por Leningrado.

El 4 de noviembre de 1990, en la fiesta de Nuestra Señora de Kazan, después de más de 70 años de profanación, en el templo volvió a celebrarse la Divina Liturgia. Ahora que vuelve a ser una parroquia ortodoxa, a cualquier hora del día hoy hay una curiosa mezcla de ejecutivos con maletín, chicas jóvenes y piadosas abuelitas poniendo velas ante los numerosos iconos del templo.

Anuncios