Etiquetas

, , , ,

Indonesia

Dios, su Palabra, que se llama su Hijo, y su Espíritu no son tres dioses diferentes, sino que en realidad están dentro del Único Dios. Sin el Espíritu…. Dios está muerto, Sin la Palabra o Mente…. Dios es un idiota. Por ende, un Dios que es una sola persona, sin Espíritu y Palabra, no es Dios, sino madera y piedra…Si entre los seres humanos la comunicación se realiza con palabras y es imposible sin ellas, ¡cuánto más es así con Dios! Dios tiene una sola Palabra: Jesucristo. Para conocer a Dios y tener una relación con Él, uno tiene que conocer su Palabra, Jesucristo”.

fr_daniel

Reverendo Archimandrita Daniel Bambang Dwi Byantoro

Este es un pasaje del libro “El comienzo del la misión ortodoxa oriental en la Indonesia moderna“. Aquí el autor, el Padre Daniel Bambang Dwi Byantoro, describe su conversión del Islam al Cristianismo. Como miembro de una familia musulmana muy estricta y ciudadano de un país mayoritariamente musulmán, Padre Daniel no sabía casi nada sobre el cristianismo. Sólo sabía que el Corán rechazaba la divinidad, crucifixión y resurrección de Jesús y por ende la Trinidad y que, según le advertía su abuelo, la comida cristiana podría contagiarlo con el deseo de convertirse porque los cristianos le echaban “agua mágica”. Sin embargo, paso a paso, llegó a conocer al Señor.

Primero, conoció a un cristiano y discutió con el las dogmas cristianas. Aunque éste no le convenció, más tarde Padre Daniel recibió una visión. Cuando estaba orando, vio una figura de luz que le dijo, “Si quieres salvarte, sígueme”. Cuando apareció por segunda vez, le preguntó quién era. La figura le contestó, “soy Él que estabas buscando; soy Jesucristo”. Entonces, durante la tercera y última visión, preguntó por qué la figura era Jesucristo y no Mahoma. Al no recibir una respuesta, Padre Daniel decidió leer el Corán de nuevo para saber más sobre Jesucristo. Encontró un pasaje (Capítulo 3, Verso 45) que le hizo pensar:

“Cuando los ángeles dijeron: ¡María! Alá te anuncia la buena nueva de una Palabra que procede de Él. Su nombre es Al-Massij (“el Ungido”, o sea Cristo), Issa ibn Mariam (“Jesús, hijo de María”), considerado en la vida de acá y en la otra y será de los allegados”.

Es esta descripción de la Anunciación lo que produjo los pensamientos citados al principio. Al comprender que Jesús es la Palabra de Dios, Padre Daniel entendió en qué radica la Trinidad. Como no se puede separar una palabra de quien la engendra, no se puede separar un espíritu de la persona que lo lleva. Por lo tanto, Dios es una unidad de tres personas. Además, después de encontrar un pasaje en el Corán que afirma la crucifixión y la resurrección de Jesús, Padre Daniel se dio cuenta de que el único Dios en quien vale la pena creer es el Dios quien muere para liberar a los seres humanos de la muerte y el pecado.

Tuve el gran honor de conocer a Padre Daniel y oírle contar esta historia. Ahora está viajando por los EE.UU. para recabar fondos para la Iglesia en Indonesia. Para aprender más sobre sus experiencias y la historia de la Ortodoxía en Indonesia, visiten http://friendsofindonesia.org.

Anuncios