Etiquetas

, , ,

Eso es lo que debe sentir cualquier Cristiano bien nacido (y sobretodo un Ortodoxo) ante el papelón ocurrido en el Templo del Santo Sepulcro en Jerusalen, cuando se agarraron a mangazo limpio monjes de la Iglesia Ortodoxa griega  (Patriarcado de Jerusalén) y la Iglesia Apostólica Armenia, la gresca fue de tal magnitud que tuvo que intervenir la policía israelí y arrestar a varios clérigos.

Da exactamente lo mismo quien empezó todo, quien provocó, quien reaccionó, etc., eso es irrelevante y quedará para el anecdotario. “La excusa agrava la falta” decían mis mayores y vaya que tenían razón.

Cero Respeto

¿Con que cara podemos pedir a los israelíes y a los palestinos que dejen de pelear si entre cristianos se agarran a combos?

Anuncios